Loading...
ParejasPsicología

Las parejas con inteligencia emocional prosperan más

Hoy hablamos de parejas, qué mundo más apasionante y a la vez tan complicado, ¿verdad? El ser humano por sí solo ya es complejo, imagínate lo ambiguas y heterogéneas que son las parejas… A pesar de eso, tras cientos de estudios e investigadores dedicándose a esto en cuerpo y alma, se ha encontrado un punto en común presente en todas las relaciones de pareja sólidas. ¿Qué es? La inteligencia emocional. En el artículo de hoy verás cómo introducir la inteligencia emocional en tu vida para vivir mejor tu relación.

¿Cuáles son las causas que generan más conflictos en las parejas?

El desbordamiento emocional es sin duda el protagonista. Aparece tras una sobrecarga emocional difícil de manejar. A causa de esto, distorsionas los mensajes de tu pareja y le respondes de manera inadecuada sin ser empático.

La crítica resulta destructiva en el seno de una relación ya que se ataca a la persona y el otro se siente desarmado. Es doloroso para la otra persona y va a querer defenderse.

Estar a la defensiva suele ser una respuesta muy común y primitiva. El objetivo es el de defenderte para protegerte pero no resulta nada útil ya que el otro también lo hará y te sentirás frustrado, sin llegar a ninguna solución.

Retirarse de la situación evitando el contacto visual, cruzándose de brazos y sin intención de llegar a un consenso es una solución que te satisface en el momento pero que sólo agrava el problema.

El desprecio, desagraciadamente, se encuentra presente en muchas parejas en forma de burlas, insultos, amenazas. Esto no es compatible con el amor hacia el otro.

Si el confinamiento te supone un gran reto para ti y tu pareja, este artículo te interesa. ¡Aprende a gestionarlo!

¿Qué hacer para ser una pareja con inteligencia emocional?

1. Formula tus quejas de manera específica. Pide un cambio en una conducta concreta. No dañes a la persona. Por ejemplo, en lugar de decir es que eres un vago/a, siempre estás igual. Dirás, no me gusta cuando estás sentado en el sofá y no me ayudas a hacer la cena cuando llego del trabajo.

2. Permite que el otro piense de manera diferente: una relación sana no se basa en el control, se basa en el respeto y aceptación del otro. No se trata de cambiar al otro, sino de encajar piezas para lograr un maravilloso puzzle.

3. La comunicación como base de toda relación: escucha a tu pareja, no le interrumpas, muéstrale que te importa lo que dice. De esta manera, podréis llegar a un consenso y reparar el daño.

Esta es la receta de una pareja sana. Los ingredientes esenciales son el respeto, la comunicación, la gestión de conflictos y, por supuesto, el cariño. Nadie dijo que esto fuera fácil, no obstante, no me puedes negar que es muy divertido. Quiere más, mejor y con inteligencia emocional.

Al menos un 80% del éxito en la edad adulta proviene de la inteligencia emocional, Daniel Goleman.

Andrea Martínez Pellicer

Agradecimientos a 72kilos por formar un halo de esperanza y unir a más parejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *