En la cima de la vida (parte I)

libertad

Las canas, esos kilitos de más, las primeras arrugas…si muchos de vosotros lo teméis y otros consideraréis que ya lo habréis pasado. A lo largo de este artículo trataré de explicaros que esta etapa es más importante de lo que vosotros imagináis. Es más, el presente escrito irá dedicado a todas las personas que rondan los 40 y 50 años, vuestro papel en la sociedad es esencial e imprescindible. Os necesitamos, asi que levantad ese ánimo.

 

Lejos de ser un declive, la mediana edad representa uno de los momentos más importantes de nuestra vida individual y colectiva. De hecho David Bainbridge, afirma que la mediana edad es tan impotante por que permite una mejor supervivencia de la manada y la evolución de la especie. Por tanto es esencial y excepcional. Muchos animales no pasan por esta etapa, se reproducen hasta que mueren a diferencia de los humanos que a partir de los 42 o 43 años dejan de procrear anque siguen gozando de buena salud.

Y ahora todos pensaréis, si claro, pero físicamente se nos empieza a ver mayores… Es cierto que aparecen los primeros signos de la vejez y hay ciertos declives en cuanto a la visión. La presbicia es muy común, entre los 40- 45 años aproximadamente. Recordaré brevemente en que consiste. Es una disminución de la capacidad de enfoque del ojo que provoca una pérdida de nitidez en la visión cercana. Por lo que veremos mal de cerca. Asimismo, la elasticidad de la piel sufre una cierta decadencia y hay una acumulación adiposa que se hace más visible. Como se ha podido observar, ocurre en momentos muy marcados por lo tanto consideraremos que forman parte del desarrollo y por tanto que estan programados para ocurrir. Nuestro organismo se somete a ciertos cambios pero eso no quiere decir que no nos podamos seguir manteniendo en forma, es más, posteriormente, citaré ciertas recomendaciones básicas para seguir un vida saludable.

Por otro lado, a nivel cognitivo, hay un cierto declive en cuanto a velocidad de procesamiento. Es decir que las personas de 40 años presentarían unas puntuaciones más bajas en tareas que requieren velocidad, cabe recalcar que la velocidad de procesamiento va decayendo porgresivamente a partir de los 20 años. No obstante, si se valoran tareas más complejas, como por ejemplo forjarse una visión general, una perspectiva global de la situación, planear tareas muy complejas o delegar responsabilidades en otros, esto se les da muy bien a las personas de estas edades. También, destacan cambiando su manera de hacer las cosas, reflexionar y plantearse mejoras. En resumen, las personas maduras despuntan por encima de los jóvenes en tareas complejas pero la velocidad de procesamiento no es lo suyo. Por ejemplo, en el mundo empresarial, todos sabemos que buscan a personas con buena sentido de la organización y que sean capaces de abordar diferentes temas a la vez. Os buscan a vosotros, a las personas de la mediana edad ya que estos rasgos son característicos de esta etapa.

Como hemos podido observar, este auge cognitivo que nos permite ser más diestros al planificar, a llevar a cabo proyectos a largo plazo, a seleccionar la información relevante y a coordinar tareas es lo que denominamos la sabiduría. La cual se adquiere al cabo de los años y nos hace sentir plenos y es a partir de ahí cuando nos interesamos por educar a las generaciones posteriores. Asimismo, en la mediana edad, la salud mental se estabiliza por lo que hay una mejor gestión de las emociones y encajan mejor los baches emocionales. Por otro lado, al tener más tiempo ya que suele adquirirse una estabilidad económica y los hijos suelen  independizarse, la pareja se consolida y el sexo se reinventa. En esta etapa, las relaciones son más robustas de lo que se cree. Hay que tener en cuenta que la creación y la destrucción conviven en estas personas ya que hay fuerzas de formación y de deterioro a la vez. Se manifiestan los primeros signos de la vejez pero a la vez también existe un desarrollo. Por tanto las fuerzas de la senescencia no ganarán esta batalla, tendrán que esperar.

 

Referencias:

  • San Miguel 0,0 (2017). No, los 40 no son los nuevos 30: lo que ocurre es que la edad es un concepto obsoleto. España: http://elpais.com
  • Punset, E. ( 2013, febrero 13). Entre la juventud y la senectud [Archivo video]. Recuperado de http://www.rtve.es/alacarta/videos/redes/redes-entre-juventud-senectud/1681888

 

 

 

 

Si te ha gustado y quieres compartirlo con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *