¿Cómo nos manipulan las grandes marcas?

marionetas

 

Nos cuesta admitirlo, pero nos manipulan constantemente. Los anuncios son sus grandes aliados y cuando entramos a sus tiendas, somos meras marionetas del consumismo. No trato de aterraros, es más en el presente artículo veremos cuales son sus trucos con el fin de ser más cautelosos a la hora de comprar. Queremos acabar con las compras abusivas y desmedidas que realizan muchos de nuestros ciudadanos.

Como bien sabréis, desde el principio de los tiempos han existido 4 impulsos fundamentales, el de combatir, correr, comer y copular. En la actualidad, la sociedad está siendo gobernada en gran medida por publicistas que nos motivan a consumir. Y es ahí donde aparece un quinto impulso, el de consumir cada vez más y más.

¿Cómo lo hacen? Lo consiguen mediante el neuromarketing.

¿Qué es el neuromarketing? El neuromarketing es la aplicación de las técnicas de la neurociencia al marketing. Su objetivo es conocer y comprender los niveles de atención que muestran las personas a diferentes estímulos. De esta manera se trata de explicar el comportamiento de las personas desde la base de su actividad neuronal.

A continuación explicaremos brevemente las estrategías que son utilizadas por la mayoría de las marcas.

5 trucos que ayudan a las marcas a triunfar:

  1.  Centrarse en las emociones. Se ha podido observar que a la hora de comprar el consumidor no sólo toma decisiones racionales. En muchas ocasiones, el cerebro responde de manera emocional. Por tanto, las marcas se aprovechan de este hecho y se centran en generar respuestas emocionales. Así, se ganarán al consumidor y se asegurarán que se les recuerde mejor.
  2. Llegar al mayor número de sentidos posibles. Con el paso del tiempo se ha comprobado que el marketing sensorial funciona. Concretamente, el marketing olfativo modifica la manera de percibir una marca y consigue que el consumidor no olvide lo que ha sentido al percibir dicho olor. Así consiguen que el recuerdo sea más intenso. Con la música ocurre lo mismo, no sólo es un hilo musical para acompañar la compra, es un elemento esencial que puede hacer que las personas compren más, sean más rápidas o vayan más relajadas. Por ello, las empresas apuestan por llegar a un mayor número de sentidos para conseguir que el recuerdo sea mucho mayor.
  3. El dolor vende más que el placer. Lo que más toca a los clientes es la promesa de dolor más que la de placer. Es decir, que los consumidores se centran más en no ser heridos que en la necesidad de sentirse bien a la hora de tomar decisiones. Se ha podido observar que la respuesta que dan a lo que promete evitar dolor es 3 veces más fuerte que a aquello que asegura placer y bienestar.
  4. En un primer momento, al consumidor no le interesa la marca. Por tanto hay que evitar empezar cualquier relación con el consumidor hablando de «nosotros» o relatando todas las características de la marca. Lo más eficaz y a lo que reaccionarán es a cómo les beneficiará dicha marca. Lo mejor, es ser directos, por lo que se debe mostrar el producto mediante un mensaje simple para que llegue antes a los consumidores.
  5. Cuánto antes se llegue al cerebro de cliente mejor. En la actualidad, los publicistas pretenden llegar a los más pequeños. Asimismo, muchos padres usan a la TV como cuidador y no les acompañan mientras la ven por lo que facilitan este proceso de manipulación. Esto resulta ser nefasto ya que llegan a niños de 4/5 años, el anuncio se dirige a una conciencia incapaz de funcionar racionalemente.  Es más, Martin Lindstrom,  un investigador publicitario, ya dijo que el cerebro del niño marca lo que va a consumir como adulto. No sólo se reconocen rápidamente las marcas, sino también los valores asociados a ellas. Además se asocian elementos subconscientes durante la infancia. Por tanto si desde pequeños, los publicistas consiguen captarlos con sus anuncios, ya nos llevan mucha ventaja.

Ahora que os habéis adentrado un poquito más en el mundo del neuromarketing, ya no os sentiréis tan expuestos a las manipulaciones a las que nos sometemos a diario. Tendréis más control. No obstante, eso es cosa vuestra.

                     

                      «Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos que han sido engañados.»

                                                                                                                 Mark Twain

                                                        

 

 

Bibliografía:

  • Dooley, R,. (2015), Braininfluence:100 ways to Persuade and Convince Consumers with Neuromarketing. Barcelona: Empresa activa.

 

Agradecimientos:

Si te ha gustado y quieres compartirlo con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *